Se requiere rotar la pantalla en formato VERTICAL para visualizar la web.

MENÚCERRAR
1602 - Joan Carles I 50 Muro, Mallorca Arquitectura y Arte Nøra Studio.

Arquitectura y Arte

En el centro de Muro encontramos un bloque plurifamiliar de planta baja más tres pisos. El edificio se articula en torno a un elemento: la fachada. Esta se desdobla en una cara interior, más opaca, y otra exterior, abierta a la calle con grandes huecos. Entre ambas se forma un espacio habitable que funciona como núcleo de circulación.

 

Aparte de dar calidad a los accesos, la amplitud del espacio comunitario permite a los vecinos ocuparlo con mobiliario propio. De este modo el ámbito de las viviendas excede el límite de las zonas privadas. En el volumen de fachada, los distintos niveles no se perciben como pasarelas aisladas, ya que la chapa perforada induce a la comprensión de un espacio total vertical, del que se toma conciencia con el propio recorrido.

 

La situación del bloque, entre el convento de Santa Anna y la parroquia de Sant Joan Baptista, da sentidos distintos a la fachada a lo largo del año. En el día a día los coches monopolizan la calle y su profundidad sirve de filtro acústico; en cambio, cuando la calle se convierte en escenario de fiestas y procesiones, ejerce la función de tribuna que tienen los balcones en los edificios colindantes.

 

Respondiendo a la ubicación, la piedra de marés conforma la imagen exterior del edificio. Dentro del muro se esconde un esqueleto metálico conectado a la estructura.

La parcela tiene forma de trapecio y limita con dos medianeras no paralelas a este y oeste, con la calle a sur y con otros edificios a norte. El volumen se separa del límite posterior dejando un gran patio. Dos patios menores agregan luz y ventilación a las habitaciones que dan al espacio comunitario.

 

El bloque se puede leer como una secuencia que va de lo público a lo privado y del exterior al interior pasando por grados intermedios. La fachada y los patios, espacios de relación semipúblicos y abiertos, funcionan verticalmente. Les siguen las plantas horizontales, donde se ubican los espacios privados: salas de estar, zonas de servicio y dormitorios.

 

Estructuralmente, la superfície de las viviendas se divide en tres crujías en abanico que asumen las directrices de las medianeras. Esto permite que sean viviendas pasantes, yendo de la franja de acceso hasta el patio principal.

 

A partir de la disposición de muros y patios, la posibilidad de tener un número variable de dormitorios a norte y sur da una flexibilidad por la que cada planta es diferente. En cada nivel vemos una distribución con un volumen desigual de habitaciones. El edificio se libera del concepto de planta tipo, admitiendo su adaptación a la demanda habitacional cambiante que tenga a lo largo del tiempo.

A pesar de la variabilidad de la planta, las viviendas siguen unas pautas. En la entrada están las salas de estar, cocina y comedor, ocupando el ancho de la crujía. A norte y sur dan los dormitorios, dobles o simples. El espacio central, que articula la circulación entre las salas de día y las de noche, se ocupa con zonas de vestidores, lavanderías, baños y armarios.

 

Las salas a norte se abren al patio a través de balcones corridos a lo largo de la fachada. La intimidad de estos la da el encaje de la línea perimetral con la dirección de las crujías.

 

Las salas a sur se abren a los patios interiores por grandes ventanas, de forma que estos, además de iluminar y ventilar, representan una ampliación visual de los espacios. Las ventanas se colocan de forma no coincidente con las opuestas para mantener la privacidad y una chapa perforada las oculta de la zona comunitaria.

 

La materialidad de los interiores se define por la apertura de las salas a los patios, los pavimentos de madera y las franjas de muebles empotrados. Se trata de armarios que definen perimetralmente las habitaciones y tienen distintos usos. En las salas de estar guardan las cocinas. En los dormitorios y zonas de servicio contienen numerosos espacios de almacenaje, aparatos y el registro de las instalaciones.

Localización:

Muro, Mallorca

 

Superfície:

945 m2 construidos.

 

Cliente:

9 Futur Construccions.

 

Constructor:

9 Futur Construccions.

 

Colaboradores:

Marco Menéndez Blau

Arquitecto Técnico

DiCAES

Cálculo Estructura 

Abencio-Enrrique Pérez Asensi

Proyecto Telecomunicaciones

Ingenieria I.P.T.I.

Proyecto Actividades

 

Agradecimientos:

Bon Vivant Concept

Mobiliario y decoración

Tonia Fuster 

Iluminación

Toni Salom

Arte

 

Período:

2016 - 2020

 

Fotografía:

Luís Díaz Díaz.

Nøra Studio

Siguiente proyecto

arrow-down
C2001 - IBAVI Palma, Mallorca. Arquitectura y Arte Nøra Studio.
1602 - Joan Carles I 50